martes, 16 de marzo de 2010

Una imagen llena de historia 100% mexicana

Escondido en pleno centro histórico de la Ciudad de México se encuentra, probablemente una de las obras de arte mexicanas más famosas y sin embargo no muchos saben que esta ahí. Se trata del mural del artista mexicano Diego Rivera "Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central", hecha en 1947.

Esta hermosa pintura fue hecha sobre una base metálica transportable para el comedor Versalles del Hotel del Prado, que estaba en el centro histórico. A causa de los sismos, el edificio del hotel quedo en muy mal estado y se logró rescatar el mural. Tras una restauración del mural, se decidió hacer el Museo Mural Diego Rivera para albergar dicha obra.



No soy experto en arte, pero considero que Rivera logró captar con gran ingenio la historia de México, creando un escenario único donde una de las figuras centrales es la Catrina, idealizada primero por Jose Guadalupe Posada, grabadista originario de Aguascalientes. Por medio de la catrina, Rivera rinde culto a Tontantzin (o la virgen de Guadalupe católica), parte femenina de Quetzalcóatl-Cihuacóatl. Se aprecia en su cuello una especie de bufanda que es mas ni menos que la Serpiente Emplumada.



También se ve Diego Rivera de niño y a Frida Kahlo detrás de él. Dentro de la pintura se aprecian personajes de la historia de México como Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota, Victoriano Huerta, Francisto I. Madero, Porfirio Díaz, Hernán Cortés, Sor Juana Inés de la Cruz, entre otros. Así como gente del pueblo mexicano: un joven obrero, un charro dormido, un vendedor de fruta, un dulcero, un caramelero, etc. Y finalmente edificios importantes como el Palacio de Bellas Artes representando la modernidad de época, y la Iglesia de San Diego.

Asi como este, existen mas murales en México, escondidos en algún rincón, esperando a que algun curioso lo encuentre, y de esta manera sorprender siempre y mostrar el gran potencial que el arte mexicano puede llegar a tener.