miércoles, 18 de marzo de 2009

huasteca potosina y sierra gorda de queretaro 2: las pozas de Edward James, MIsiones Franciscanas y Bernal

Al siguiente día salimos de Cd. Valles hacía Xilitla, localizado en plena huasteca potosina donde visitamos la única obra arquitectónica del surrealismo en el mundo: el jardín Las Pozas hechas por Edward James. Edward James era hijo de Evelyn Forbes James, hija legítima del Rey Edward VII de Escocia. En un paseo por México James descubre en Xilitla un lugar de encanto y con la ayuda de su mano derecha Plutarco Gastelum crea el hermoso jardín en medio de la selva. 
Dentro del conjunto hay aproximadamente 40 estructuras, todas de concreto, trabajado de una manera exquisita. Con el concreto Edward James diseño estructuras orgánicas desde bambú hasta flores de lis, ojos, serpientes, cornucopias, dragones y la más famosa, Las escaleras Fantásticas, coronadas por la Ventana al Cielo, hermoso pero peligroso mirador hacia la naturaleza. 
Después de Xilitla llegamos a la Sierra Gorda de Queretaro, la cual es una reserva de la biósfera con el mismo nombre. Llegamos al poblado de Jalpan y vimos la misión del lugar. La definición de la RAE de misión es: f. Casa o iglesia de los misioneros.
La misión en México servia ademas de casa y de iglesia, era el lugar donde se cristianizaba a los indígenas. Las misiones de la Sierra Gorda fueron construidas en la última etapa de la conquista, en el siglo XVIII, por lo tanto, a diferencia de otras misiones del país son de fachada barroca. Estas misiones fueron fundadas por los franciscanos en el mandato de fray Junipero Serra y son consideradas Patrimonio Cultural por la UNESCO. 
Después de ver la misión de Jalpan nos fuimos hasta Concá, donde dormimos. Al siguiente día vimos la misión de Concá, donde se aprecia en la punta de la fachada tres personas sentadas sobre un mundo, representando la Santísima Trinidad. Al terminar de ver la misión bajamos la Sierra Gorda hasta llegar al Pueblo Mágico de Bernal. Este pueblo es famoso por tener a sus espaldas la Peña de Bernal, el tercer monolíto más grande del mundo. Después de una rica comida en el pueblo caminamos un rato y chachareamos para después regresar a la Cd. de México.