martes, 25 de febrero de 2014

Visita a la ciudad del Trueno: El Tajín


Salimos del bello puerto de Veracruz para dirigirnos a la zona central del estado. Nos hospedamos en un hotel pequeño en Papantla, y nos dirigimos a lo que para mi, ha sido el sitio arqueológico mas impactante que había visto hasta la fecha. Se trata de la ciudad prehispánica de El Tajín.


Museo del sitio, de Teodoro González de León



Al llegar al sitio, primero nos encontramos con su museo, donde se exponen algunos artefactos y piedras talladas en bajo relieve que se encontraron en dicha zona. La forma del edificio parecía buscar una lectura similar a la arquitectura encontrada, o por lo menos esa impresión me daba, después confirme mis teorías, eran ciertas. El responsable del diseño fue el arquitecto de renombre Teodoro González de León, una buena elección para un museo de este tipo, pues el autor basa su diseño en muchas de sus construcciones en elementos prehispánicos.

Arquitectura con nichos y cornisas biseladas

Al entrar al sitio quede boquiabierta de lo que se mostraba ante mis ojos. Una serie de edificaciones monumentales de belleza excepcional. Había visto en imágenes algunas vistas de la pirámide de los nichos, mas no sabia lo bien conservado que se encontraba todo lo demás.

los nichos forman parte de la arquitectura característica 

Aunque no se sabe claramente las fases evolutivas de la arquitectura del sitio, por lo menos se muestran los rasgos de tres épocas prehispánicas. La primera etapa tal vez corresponde al clásico temprano; la segunda, donde se muestra influencia teotihuacana en sus estructuras, la cual evoluciona creando un estilo local, en el clásico tardío (siglo VI a IX d.C.,). En esta ultima época se ve la mezcla de arquitectura teotihuacana con características particulares de los totonacas como lo son los tableros terminados en cornisa biselada y decorados con nichos y grecas. Sin duda el mayor exponente mas sobresaliente  de este tiempo fue la Pirámide de los Nichos.

Vista panoramica 

Como ya he mencionado anteriormente, la construcción mas importante o la mas famosa es la Pirámide de los Nichos. Se le llama así, porque en sus tableros se encuentran 365 nichos los cuales corresponden con los días del año del calendario solar, por lo tanto, los equinoccios son una celebración importante dentro de este sitio. Se cree que cuando estuvo en uso, la pirámide estaba pintada de rojo, y los nichos de color negro.
                                                                                                 
Piramide de los Nichos


Otro conjunto bastante interesante y tal vez único de El Tajín, es el área llamada la Gran Greca o Xicalcoliuhqui. En planta, la construcción forma una muralla en forma de espiral o de greca escalonada la cual representa  a un caracol marino cortado, generalmente atribuida al dios Quetzalcóatl. Dentro de este conjunto se encuentran dos canchas de juego de pelota. La greca era un símbolo comúnmente utilizado en la decoración de El Tajín, pero tal vez, la construcción de una greca monumental pudo ser una búsqueda por fortalecer el dominio ante una crisis social. Al igual que la Pirámide de los Nichos, este conjunto pertenecen a la ultima etapa de El Tajín.
 la Gran Greca o Xicalcoliuhqui 
Se cree que cuando llegaron los españoles, al ver a la ciudad del trueno abandonada, no hubo interés en destruirla, por lo que por mucho tiempo, se mantuvo en cierto olvido y en secreto. Varias personas hicieron descripciones de El Tajín, mas no se había hecho algún trabajo hasta 1935, donde le fue asignado a Agustín García Vega la limpieza y exploración de la zona. El primer edificio que quedo libre fue la Pirámide de los Nichos. Y no fue hasta 1980 cuando el INAH hizo una restauración al sitio. En 1992, el sitio prehispánico de El Tajín formo parte de la lista del Patrimonio Mundial por la UNESCO.


Grecas de El Tajín